La necesidad de tener empleados o cómo puedes controlar tu negocio. – equipos comerciales

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Alex Valassidis
0

 

La necesidad de tener empleados o cómo puedes controlar tu negocio. – equipos comerciales

¡Enfrentemos la realidad!

Nadie va a dirigir tu negocio de la manera en que tú lo haces.

¡Punto! Ningún empleado, no importa cuán honesto, cuán capaz, cuán inteligente va a dirigir tu negocio como tú lo haces.

Tú eres el que asume la responsabilidad si las cosas se van al garete y tú eres el que va a dañar su propia reputación por los errores que cometan sus empleados.

Al mostrarle a tu empleado cómo funciona este negocio, creas un competidor potencial para el futuro.

Las cosas que un empleado aprende en tu negocio te convierten en un potencial sujeto de chantaje.

Sin embargo, los empleados son necesarios para quitarte la pesada carga de tus hombros y darte el tiempo necesario para trabajar en otras cosas que son más importantes para ti.

Sigue estas recomendaciones y defiende tu negocio desde adentro.

Escribe un manual sobre cómo funciona tu trabajo y crea procedimientos. Tu empleado trabajará en los procedimientos que creaste y se mantendrá en ellos.

Crea un mecanismo de control. Cuando llevaba mi negocio de cibercafé, tenía un mecanismo de control que vigilaba mi negocio, un software de cibercafé que controlaba el uso de la tienda y me mostraba cuántos ordenadores se habían utilizado y durante cuánto tiempo. También incluí otros mecanismos de control, como un SMS que recibía automáticamente cuando la tienda abría por la mañana o cerraba por la tarde, listas de los artículos comprados y vendidos, cámaras web, y ocasionalmente espías que controlaban la tienda mientras yo estaba ausente. Es muy importante crear un mecanismo de control, que te muestre exactamente cómo funciona tu negocio. Hay varias opciones de software en el mercado que pueden rastrear cualquier actividad en tu PC. Muchas de ellas pueden ser revisadas remotamente.

Pídeles a tus clientes que te den su opinión, hay varias maneras de hacerlo. Pon carteles en la pared de tu negocio pidiéndoles que te envíen un correo electrónico o te llamen si no están contentos con el servicio prestado. Si sabes el número de teléfono o el correo electrónico de tus clientes, contáctalos y pregúntales sobre tus servicios pide y sus comentarios para mejorarlos. Dependiendo del negocio, pon a tu empleado a hacer la mayor parte del trabajo mientras tú haces el cierre. De esta manera, vas a saber dónde estás parado.

Sé consciente de la cantidad de información que compartes con tu empleado. Tu empleado no necesita saber todo sobre tu negocio. Debe trabajar en base a la necesidad de saber. No compartas, o no des acceso a la información que es vital para tu negocio y que podría comprometerte en el futuro.

Proporciónale información parcialmente errónea a tu empleado… hazle saber que las cosas funcionan de manera diferente a como él piensa.

Revisa los criterios que estás usando para contratar a alguien. ¿Cuáles son sus motivaciones? ¿Cuáles son sus antecedentes? ¿Qué conocimientos tiene?

Un ejemplo: Cuando dirigía el negocio de cibercafés en Grecia, cuando ponía un anuncio para un empleado de un cibercafé, la mayoría de los potenciales candidatos me exageraban sus conocimientos de informática… Esto tuvo el resultado exactamente opuesto para mí.

Primero, sus conocimientos de informática no eran el aspecto más importante para contratarlos, obviamente había que tener conocimientos de informática, pero con algo básico era suficiente. Además, un súper fanático de la informática era un gran NO para mí, y la razón principal era que podía encontrar formas de robarme.

Haz una lista de las cosas en las que alguien que trabaja para ti puede robarte o interrumpir tu negocio. Debes saber cómo alguien puede robarte, y prueba a tu empleado de vez en cuando.

Eso me trae a la cabeza la historia del billete de 5 euros que se dejó en la casa como cebo para comprobar la honestidad de la señora de la limpieza.

Mi consejo: Usa carnadas y comprueba tu posición con la gente que trabaja contigo; más vale prevenir que curar.

Cuando veas que un empleado está insatisfecho y lo refleja en tu negocio o empieza a hablar con otros empleados sobre las razones por las que está insatisfecho, despídelo inmediatamente porque va a destruir todo tu negocio.

Haz un contrato que te cubra. Sé exacto dentro del contrato y explícale a tu empleado cuáles son las consecuencias exactas de ciertas acciones.

Por último: Confía en la gente. Cuando contratas a alguien que es un buen tipo, es imposible que se transforme en un demonio en una sola noche. Comprende que tienes a otros seres humanos trabajando contigo, así que no seas demasiado duro con ellos, disculpa los errores y manéjalos como te gustaría que te trataran a ti si estuvieras en su lugar. Defiende a tus empleados, son tus mayores activos. Un empleado feliz va a hacer crecer tu negocio y hacer que tus clientes también estén felices y satisfechos y que vuelvan. Dales una segunda y tercera oportunidad a los errores que cometan tus empleados.

Vparagon es una empresa de subcontratación de ventas. Nuestra consultoría de ventas te ayuda a acelerar tus ventas en Europa y a conseguir resultados medibles y financieros en un plazo de 2 a 4 meses. Subcontrata las ventas y vende en Europa de forma efectiva. Agencia de ventas Vparagon. Más información aquí: https://vparagon.com/ 

is a sales outsourcing company that can help you sell your products, services or software in new markets. Interested to learn more how this is possible?

Sign Up to our newsletter

to receive insider information, actionable sales techniques, updates and interesting articles about business opportunities in Europe from our team.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Contact us